Análisis, Latinoamérica, Ser mujer en Latinoamérica
Dejar un comentario

Las políticas del miedo: EE.UU., Venezuela y más


Una revisión del nuevo trabajo de Martha Nussbaum, La Monarquía del Miedo.

He aquí los apuntes de esta conversación:

Según Nussbaum, el miedo es inherente de la experiencia humana. Desde pequeños lo sentimos cuando queremos algo y nos prohiben movernos para alcanzarlo. De adultos, nos sentimos más capaces pero las presiones culturales y sociales paralizan o agonizan nuestra obtención de la felicidad, el bienestar, la justicia.

El miedo es bueno porque nos ayuda a alejarnos del peligro y a sopesar riesgos. No obstante, en exceso, el miedo nos paraliza y nos lleva a ceder nuestra subjetividad política a personas cuya fuerza, imagen o retórica nos hagan sentir “seguros” o “menos amenazados”.

  • La ira y el enfado son expresiones asociadas a lo masculino, lo macho, lo “correcto”. Ese tipo de emociones son “aceptadas” por la psiquis colectiva, particularmente en Occidente. El llanto, la súplica, la búsqueda de conciliación o el sufrimiento son expresiones asociadas a lo femenino, erróneamente atribuido sólo a mujeres y característica asociada al comportamiento de una “víctima”.
  • Hoy te pregunto, ¿cuán válido es el enfado como el extremo opuesto del miedo? ¿Para qué sirve el castigo? ¿Es el castigo de igual o mayor proporción al daño infligido realmente justicia?

De acuerdo con la filósofa estadounidense, las protestas de mujeres Women’s March (y yo añado, las marchas de Ni una menos) son un buen uso de esa emoción porque establecen nuevos límites sociales en torno a lo que está correcto y lo que no. El peligro es tomar esa ira y buscar que todos los causantes paguen con el mismo o mayor sufrimiento la injusticia cometida.

La ira tiene que ser purificada y canalizada pero el castigo desproporcional no reforma.

El miedo hace a las personas desconectarse de la política por completo y esa emoción falla en ser canalizada en el colectivo y, al contrario, tiene repercusiones en la salud mental, emocional y física de los individuos.

Según Nussbaum, los seres humanos nos comportaremos mejor si admitimos nuestra vulnerabilidad y trabajamos por crear una sociedad donde todos experimentemos menos miedo e incertidumbre. ¿Cómo? A través del arte y una red de seguridad social, entre otras alternativas que plantea.

Sin embargo, quizás lo más interesante que plantea es que los seres humanos regresamos siempre al pasado -su herida y su legado-, porque es lo único seguro que tenemos y que el futuro, como es incierto da miedo creerlo, construirlo, aceptarlo.

Aquí en el vídeo te explico más en profundidad y te comento brevemente cómo se ve este miedo e ira en los casos de EE.UU., Nicaragua y Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s