Análisis, Cultura, Mundo
Comments 3

Percibir un mundo en escasez


Este escrito de Natalia Bonilla fue publicado en la última edición del boletín de Cosmopolita. Puedes suscribirte aquí. 

Cuando se acabe el petróleo, el oro más preciado será el agua. La Tercera Guerra Mundial será por el agua. Así como esas hay muchas frases ligadas al apocalipsis que se acerca. Las cifras de organismos internacionales como el World Wide Fund, Unicef y UN Water confirman el terror. El agua compone el 70 % de la superficie de la Tierra y menos del 1 % de ella es dulce o potable. Y sin embargo, vemos los ríos fluir, las estanterías llenas de agua embotellada, el grifo abierto con buena presión. ¿En qué parte de la casa está escondida la cámara del reality show?

Por días estuve dándole vueltas a esta idea de que algo tan esencial como el agua, la fuente de la vida, nos faltara. Y no es pamplinas, la Ciudad del Cabo aún sigue en observación y cientos de comunidades alrededor del mundo se están quedando sin agua o no tienen agua, punto. Esa es su realidad. Sopesé esos constructos y la narrativa mediática que los acompaña.

Y aquí les lanzo varias preguntas para ahondar en la reflexión:

  • Si percibimos los recursos como finitos, ¿los cuidaremos mejor? 
  • ¿Cuánto nos importa que otros no tengan agua? 
  • Si sale agua de la ducha, si mi barrio está limpio, si llueve de vez en cuando, ¿acaso nos preocupamos por si el vecindario, pueblo o país tiene suficiente?
  • ¿Cómo saber si hay suficiente de un recurso?

En contraste, ¿qué alimenta la percepción de escasez? ¿Qué de positivo tiene recordarnos que aparentemente somos irresponsables, avariciosos, descuidados e insensibles? Claramente, son señalamientos al macro pero todos los mensajes que recibimos los procesamos individualmente en nuestro subconsciente. Es muy difícil que un solo mensaje penetre en la conciencia colectiva de un país y casi siempre, cuando sucede, va de la mano de la violencia.

¿Por qué las crisis desembocan el uso de la fuerza y no de la razón? ¿Quién las orquesta? Y…¿para qué?

Quisiera invitarl@s a preguntarse, ¿cómo están construidas las campañas de concientización? ¿Nos reeducan, escandalizan, atemorizan, inspiran? Las que yo he visto hacen de todo menos inspirarme a hacer algún cambio duradero. Si en algo, la escasez nos recuerda que nuestro ciclo de vida tiene fecha de expiración. No sé si ustedes coinciden pero yo no creo que el potencial humano tenga límites pero, las estructuras actuales nos recuerdan que sí, hay límites a nuestro crecimiento, condicionamiento y estilo de vida según los recursos financieros, espirituales, etc que hayamos heredados o los contextos en los que nacimos y fuimos criados.

Un apunte curioso a esta nota es que en los cursos de abundancia te re-programan la mente a pensar en el infinito. Ir al extremo de la escasez porque el mundo es infinito, no finito como nos enseñaron de infancia o según hemos comprobado con el historial de experiencias terrenales que hemos acumulado al pasar de los años. Luché como no tienen idea por separarme de esa reprogramación para ver ambos lados como un tercero y observarlos por lo que son. ¿En qué nos ayudan?

Percibir el mundo en abundancia ayuda al micro, percibirla en escasez al macro. 

Si yo vivo convencida que mi potencial es ilimitado, que todo está a mi alcance, puedo lograr más de lo que mis expectativas sugieren. Si cada país actuara convencido que su potencial es ilimitado, que todo está a su alcance, los choques de poder serían la orden del día. Todos los países se pelearían entre sí hasta que no quedara rastro del otro sobre la faz del Planeta. La meta: el poder absoluto.

Como alguno de ustedes saben, hace unos días estuve en el Festival Liberatum en Ciudad de México. Escuché la charla de Deepak Chopra con los seis sentidos en fuego y experimenté descubrir cuán posible era trascender el cuerpo, el plano físico, con los ojos abiertos no mediante una meditación. Caí en la conclusión, quizás un poco descabellada e irresponsable, de que nada a nuestro alrededor realmente importa. Sólo importa cuando le damos significado. Cuando percibimos que algo es escaso, nos preocupamos; cuando algo nos sobra, nos alegramos. Basamos emociones y acciones en los significados de nuestros pensamientos.

Aunque entrar en ese estado de extrapolarse de lo “físico y palpable” conlleva al peligro de alienarnos de la realidad porque si, de acuerdo con Chopra, “somos conciencia viviendo una experiencia en un cuerpo humano” entonces hay que hacer el esfuerzo de bajar a lo terrenal y aceptar las necesidades y responsabilidades que este plano requiere de nosotr@s.

Saber encontrar el balance entre el arriba y el abajo, el cielo y la tierra, lo abundante y lo escaso, es la tarea. Equilibrar la dualidad y extrapolarla a todas las áreas de nuestra vida a conciencia es la tarea.

3 Comments

  1. Hola!
    A simple vista te digo que estás mezclando las cosas. Empezá por desenredar entonces tu voz tendrá mayor alcance, por las nobles intenciones.
    Y por otro lado, no quiero desanimarte, pero quienes deciden y resuelven algunas de las cuestiones que planteás ( como el agua ) poco tienen que ver con el público al que está dirigido tu escrito.
    Espero te sirva el aporte.
    Saludos!

    • Hola Leo, gracias por tu comentario. Sí existe una correlación entre ambos temas, definitivamente tomaré en cuenta ser más específica en futuros escritos para evitar cualquier duda. Gracias por tu lectura y aporte, ¡un saludo!

  2. eso me recuerdo -si no has oido del tema- cuando en Venezuela se seco el Guri -la mayor represa en el país- hubo una camapaña intensa sobre el cuidado del agua, tuvieron que administrar y cortar los suministros de agua y de electricidad ciertas horas, etc. causo un alboroto inmenso, y eso no hace mucho. y a mi me revienta los ovarios que paso eso y la gente en el momento molestisimos porque se quedaban sin luz o agua pero en ningun momento asumieron un sentido de responsabilidad y hoy en día parece que no hubiese pasado nunca la gente sigue desperdicienda el agua como les da la gana. Y ahorita es un tema que me tiene esquizofrenica…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s