Hombres que deconstruyen masculinidades


Ya me he topado con dos con frentes de trabajo distintos pero con una meta en común.

Y les digo que lo más increíble es cómo cambia la conversación, cuán sensibles están a las percepciones de violencia por su sexo, su género y su trabajo en contra de la normativa.

Es interesante ver cómo ellos mismos se corrigen y te corrigen cuando perciben de ti estelas de pensamientos o frases del machismo y el patriarcado.

Para las que se preguntan, sí, existen. Y aunque parezcan de otro Planeta, no se basan sólo en apoyar a las mujeres porque “bendito, son el 50 % de la población mundial”.

No, su proceso de deconstrucción incluye:

1) el cuestionamiento de la moralidad y la ética en torno a las relaciones de poder
2) plantearse el término de “ceder” privilegios, los por qués históricos o cuánto “deberle” a las mujeres
3) el entender por qué el otro es una amenaza si se sale de la normativa tradicional  y binaria (por ser gay, lesbiana, trans, etc) y sus estilos de vida
4) el re-educarse y poco a poco descubrir y decidir quién es, su esencia y el rol que viene a servir a este mundo
5) el amarse tanto a sí mismo y a su dualidad (femenino y masculino) que usa su voz y sus actos con miras a una sociedad equitativa -por más maltrecha- sin importar que lo tilden de “marica”, “puto” o “afeminado”
6) demasiadas preguntas, culpas, respuestas y muchas, muchas cosas más.

Es una dicha seguir este camino para preguntarse qué es el ser.

Y que como mujeres no estamos solas en redefinir cómo es Ser mujer en Latinoamérica libre de violencia porque también hay quienes hacen lo propio (de hombres para hombres) sobre cómo Ser hombre en Latinoamérica.

 

Conoce más del mapa documental Ser mujer en Latinoamérica.