Apuntes de viajes
Dejar un comentario

Cuatro lecciones finales sobre el Foro IDEA


Entre el 16 y 17 de noviembre se llevó a cabo en Quito, Ecuador, el Foro IDEA, 1er Foro Latinoamericano de Creatividad, Innovación y Nuevos Medios para los Derechos Reproductivos. El foro es considerado el primer encuentro internacional donde empresas de creatividad, tecnología y nuevos medios aportarán soluciones para fortalecer el acceso a la salud y derechos reproductivos en América Latina.

El enfoque del evento, organizado por Planned Parenthood Global,  hacía honor a su título. La conferencia de dos días se prestó para analizar el impacto de las investigaciones digitales, producciones multimedia y apps de organizaciones civiles y medios de comunicación en temas de derechos sexuales y reproductivos.

Como participante, fui a presentar el mapa documental Ser mujer en Latinoamérica. No logramos entrar a la ronda de finalistas pero tomo este post para agradecer a quienes han apoyado el proyecto desde el día 1. Mejores oportunidades estoy segura que vendrán, mientras los invito a conocer ¡los ganadores a los Premios IDEA aquí!

Tras asistir a la actividad, aquí les comparto cuatro reflexiones finales:

  1. El problema no se encuentra en el ecosistema de innovación sino en la falta de acceso a información. Es decir, la mayoría de estas iniciativas -muy loables, por cierto- se enfocan en audiencias que sí tienen acceso al internet o recursos para participar de los eventos de concientización. No obstante, las poblaciones rurales y más vulnerables donde se registran tasas altas de embarazo adolescente, aborto ilegal, violencia de género y enfermedades de transmisión sexual siguen sin ser atendidas por estas nuevas plataformas. Se planteó que el alcance de las apps puede reducir esta situación ya que cada vez son más las personas que tienen un teléfono móvil pero aún así ampliar el conocimiento a costa de la tecnología (y el capitalismo) me parece un concepto erróneo. ´
  2. La educación es el mejor método anticonceptivo. El tema del aborto ilegal fue el más recurrente en los paneles de discusión. Lo que más dejó a desear estos diálogos fue comprender que no se puede hablar de las normas del Estado con los cuerpos de las mujeres sin también atender el empoderamiento de niñas y adolescentes. Que ellas comprendan y acepten sus cuerpos. La educación no puede basarse sólo en cómo no quedar embarazada sino en qué significa tu sexo, cómo desarrollar y cuidar tu sexualidad y cómo hacerle frente a las críticas y estereotipos sociales de género. A mi juicio, tampoco la educación debería estar centrada en educar solamente a las niñas sobre sus cuerpos sino a los niños y hombres sobre las masculinidades violentas y las relaciones de poder. Caer en el juego de enseñarles a las niñas a protegerse y defenderse y no a los niños a no ser violentos es un trabajo incompleto.
  3. Los medios de comunicación son los principales reproductores de imaginarios. En 23550232_10155583609109845_184822239472147309_olos paneles medios como Nómada, Estereotipas y Revista Volcánica se calificaron como feministas. Es importante lograr visibilidad la interseccionalidad de las mujeres y sus realidades aunque más clave aún es que las líneas editoriales sean consistentes con esas posturas a diario. La ola de medios alternativos feministas todavía es muy joven por lo que hay que velar porque sus líneas editoriales no sean tan militantes que sólo se limiten a un nicho ni muy vagas para lograr popularizar una filosofía que se diluya y pierda importancia para las masas.
  4. El periodismo como activismo y la publicidad para cuestionar. Una de las mejores presentaciones la otorgó Mariana Carbajal, periodista argentina y una de las fundadoras del movimiento Ni una menos. Para ella, los periodistas tienen la potestad de elegir qué temas y qué fuentes consultar para sus reportajes y cuentan con la responsabilidad de mirar más allá de los comunicados y retar a sus editores, si estos o estas, no son sensibles a la perspectiva de género. Por otra parte, las campañas publicitarias como Con mis hijos no te metas y Mi primer acoso sentaron precedentes para fomentar el debate público sobre la educación, igualdad y la violencia de género.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s